Astrología y Flores de Bach


Os acercamos un interesante libro sobre la relación entre Astrología y Flores de Bach, se puede leer directamente en línea y descargar desde aquí

astrologiayflores

(Extraído del libro Astrología y Flores de Bach, de Segundo Ruíz Gómez)

Sistema filosófico y terapéutico de Edward Bach

La concepción filosófica de Bach es una concepción universal del alma. Todos estamos inmersos en una fuerza vital: Dios, Universo, Naturaleza Superior, Fuerza Creadora, Principio Universal de la Vida, que nos rodea, nos pertenece y nos constituye.Hay dos elementos en cada uno de nosotros, dice Bach, el Alma que es nuestra esencia, nuestro núcleo que es inmortal por ser parte de esa energía universal, y nuestra Personalidad, que es temporal y material. Ambas tienen que estar en armonía. Ésta es una concepción holística del ser humano que los astrólogos compartimos, que es en este planeta, solo una parte dentro de un Todo más amplio.

El Alma sabe para que ha venido cada uno de nosotros a este mundo, y que no es solamente para comer, beber, dormir, sexo y posesiones.Si la Personalidad no está conectada con este saber, actuará equivocadamente respecto a esta unicidad o armonía.Si la Personalidad no acepta la existencia del Alma, la persona presentará desequilibrio, disociación y hasta puede llegar a destruirse.Si la Personalidad se sintoniza con El Alma, va a acercarse a las cualidades arquetípicas del ser humana (relacionadas también con los símbolos astrológicos),vinculándose con el Ser Superior. Si se produce una colisión con esa armonía, se rompe esa corriente energética positiva, esa sintonía entre el Alma y la Personalidad, y aparecen los opuestos: egoísmo,ignorancia, inseguridad, malestar, infelicidad, desequilibrio, soberbia, odio, crueldad: es decir los aspectos negativos del ser humano, y así se da la enfermedad, que tarde o temprano se manifestará en el cuerpo.
Los síntomas de ese desequilibrio son los 38 estados inarmónicos definidos por Bach.La enfermedad implica, entonces, una ruptura entre el Alma y la Personalidad.Cuanto mayor sea el desequilibrio, más profunda será esa ruptura, mayor será el ángulo de corrección necesario para llegar al estado positivo, es decir, al equilibrio natural.
Sin embargo, el hecho de llegar a la enfermedad, es un proceso.
Primero serán los estados de ánimo, el humor, etc., los que nos mostrarán alteración, luego la enfermedad física, haciendo suficiente ruido como para ser tomada en cuenta. Yo confío, en que los astrólogos con nuestros conocimientos y nuestras previsiones podemos ayudar al cliente en la primera parte del proceso, cuando la enfermedad todavía no se ha manifestado. Es importante reconocer las señales de alarma antes de que profundicen lo suficiente como para aparecer en nuestro cuerpo. Creo que la Astrología puede ser un estupendo “scanner”, para ello y la energía que se encuentra en las Flores de Bach y que se obtiene de los capullos de flores silvestres apunta a desandar el camino y, en lugar de luchar contra ese estado negativo, ayudan a superarlo fortaleciendo y estimulando la cualidad positiva que se encuentra dentro de cada uno de nosotros. Para ello hay que averiguar el cómo y el porqué de la condición. Ese efecto tiene una causa. Llegar a ella, con la inestimable ayuda de la Astrología nos va a ayudar no va a permitir encontrar las flores adecuadas para neutralizarlas.
Según Bach, la enfermedad nunca va a poder desalojarse con los actuales métodos materialistas, ya que no es material en su origen. Hasta que no se llegue al verdadero motivo de la enfermedad, las curas serán solo pasajeras. La focalización sobre el cuerpo da solo resultados superficiales y la enfermedad puede reaparecer de otra manera en cualquier momento.Lo esencial de esta Terapia, que modifica profundamente los criterios tradicionales,de Paracelso en adelante, es su no-agresividad y su carencia de efectos secundarios.

Según Edward Bach:

Paracelso y Hahnemannn nos enseñaron a no prestar demasiada atención a los detalles de la enfermedad, pero sí a tratar la personalidad, el interior del hombre, a darnos cuenta de que si nuestra naturaleza espiritual y psíquica están en armonía, la enfermedad desaparece.

Si pensamos un momento, esto no es muy diferente de lo que decía Freud. Para Bach, la enfermedad es un desequilibrio energético en que un estado mental negativo es producto de un conflicto entre el Alma y la Personalidad; para Freud, el conflicto se da entre el Eros y el Tánatos es visto como etiología de la enfermedad.

 

CUERPO Y PSIQUE


Actualmente, las investigaciones científicas prueban que el estado mental y emocional de una persona ejerce influencias positivas o negativas sobre diferentes enfermedades,desde una simple gripe hasta patologías muy severas.Según Bach, el organismo humano manifiesta distintas vibraciones en estado de estrés que en estado de equilibrio. En una persona enferma el nivel de vibraciones energéticas se incrementará o decrecerá significativamente. El estado psíquico y emocional debe ser tomado muy en cuenta en el tratamiento integral de los enfermos(no de las enfermedades).Para Hahnemann, “lo similar cura lo similar” (la homeopatía). Para Galeno, “los contrarios curan los contrarios”. Para Bach, la verdadera curación sólo se puede obtener con lo correcto que reemplaza a lo equivocado, lo bueno que reemplaza a lo perjudicial,“la luz que reemplaza la oscuridad”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s